Vivir, Morir, Vivir

Es su vida, su muerte,
Ella decide.
Hoy escuché éstas palabras,
Y me inundaron.
Se abalanzaron sobre mi
Cual murciélagos que
Han sido despertados violentamente.
Dos amigas ayudan a una tercera
Para que pueda atravesar el umbral.
Y que sepa que no está sola.
Recordar beberos la vida.
Porque el manantial,
Puede virar su viaje.
Y decidir adentrarse
En la montaña,
En lugar de seguir
Deslizándose ladera abajo.
Somos el agua que horada las piedras.
Y nos internamos en las nutridas tierras
Del conocimiento, las palabras sin sonido
Y las preguntas.
Alimentándonos, asimilando conocimientos
Volvemos al lecho materno.
Gaia nos reclama.
Nos, respondemos a su llamada.

4 comentarios

  1. Me ha encantado!! Yo te acompaño. ??

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Member of The Internet Defense League