Tu primer día de libertad (Canto a mi hija)

Te sentí dormir y me tumbé contigo
Todo se vació y no supiste más
Flotabas en el universo
Eras una con las estrellas
Te mecían y danzabas
Sonaba tenue el vals de la vida
Y tú danzabas
Tu mente libre, sin presión Por fin respirabas
Te expandes y no tienes límites
Te desilzas con la elegancia innata
Que te caracteriza
Tu mente ya no está esclava
Tus sentimientos, tus emociones
Ya no golpean las paredes
Ahora tú has asumido la gestión
Has vuelto renovada
Vacía y preparada,
Completa y agotada
Te rodea un arco iris
Puedo ver todos tus colores
Ya no tienes un tornado
Sucio y gris
Tornado que te mantenía prisionera
Y no te dejaba respirar
Aspiras y expandes tus pulmones
Tus ojos sonríen libres
Hoy es tu primer día de libertad.

2 comentarios

  1. Es evidente que lo escrito antes mejora los de ahora . Como que le dan ritmo ,velocidad y por supuesto vida . Tal ves estas en Carrera y en libertad .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Member of The Internet Defense League