Un cuento, nuestro cuento


Te cuento, me cuentas
Brillamos llenas de ilusión
Cada mirada, cada gesto Nos hace rememorar.
Sigo buscando las palabras
Que reflejen la felicidad
Y se esconden
O quizás directamente
No existen ya
Vivimos en un eterno duelo
Hermanas abusadas y asesinadas
Hijas torturadas y convertidas
En sombras de lo que pudieran ser
Los colores ya no quieren
mostrar su esplendor
Tienen miedo de despertar el horror
Dominaríamos el mundo
Si ése fuere nuestro querer
Lo saben y por eso
Nos hacen enmudecer
Así se sienten más seguros
Haciéndonos pequeñas
Ellos sólo así conciben
Los gigantes del pensamiento poder ser
Olvidan que somos movimiento
Y el ritmo sólo nuestro es

2 comentarios

  1. Buenisimo como todos lo que escribes.

  2. Me gusta. ?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Member of The Internet Defense League